Si eres testigo de un varamiento, tanto si el animal está vivo como si ya ha muerto, llama al 112 y mantén la distancia.

Si es un animal aún vivo, quizá desees intentar devolverlo al mar: no lo hagas si no tienes la formación y la experiencia necesarias. Una manipulación inadecuada puede acarrear consecuencias fatales. Se trata de un animal salvaje varado, con máximo estrés e imprevisible, muy probablemente enfermo. Puede ser peligroso para el animal y par ti.

1