20140730_120740_800x600

La extraordinaria aparición de un delfín común en Plentzia

  En Plentzia, a 30 Julio de 2014
La  extraordinaria aparición de un delfín en las playas de Gorliz y Plentzia concentra numerosos curiosos y lanza al aire multitud de preguntas.
Durante la tarde del pasado martes, cientos de ciudadanos se arremolinaban en las orillas de ambas playas ante el curioso cortejo que allí se producía. Un delfín varaba una y otra vez, agitado y retardado, mientras algunos valientes que disfrutaban de la playa, trataban de devolverlo al mar. Después se paseó por la Ría hasta el Puerto de Plentzia acompañado de las miradas del pueblo.

     A las 18:40 recibimos la llamada de SOS Deiak en el teléfono de varamientos informando de la presencia de un delfín vivo en la zona del sanatorio de Gorliz, acudieron varios técnicos de AMBAR junto con la Coordinadora de Varamientos de Bizkaia, y se embarcaron en la zodiac de los socorristas de Cruz Roja para sacarle de la concurrida Ría. De repente el delfín común (Delphinus delphis) cambió de comportamiento con una natación más profunda y rápida, y en la mitad de la Bahía con rumbo a mar abierto, le perdimos de vista. Nos mantuvimos en la zona por si le volvíamos a ver pero no tuvimos suerte ya que el mar estaba un poco picado.

    Justo cuando ya pensábamos que había concluido nuestra labor, a las 20:30 vuelve a llamar SOS Deiak informando que el delfín volvía a varar en la Playa de Gorliz. Una treintena indicaban el punto exacto donde esto sucedía. Algunos niños y adultos se bañaban con él, intentando también que el pobre delfín nervioso remontara las pequeñas olas que había. En este momento los voluntarios de AMBAR junto con el apoyo de la Ertzaintza y los Municipales mantuvimos al público alejado del agitado pero cansado delfín.

    El delfín no presentaba ninguna herida, sólo alguna herida superficial causada por la abrasión de la arena, y por el tamaño se trataba de un ejemplar adulto. La hipótesis de trabajo era que estaba desde hacía tiempo enfermo ya que se apreciaba que había perdido bastante masa muscular y el comportamiento retardado que presentaba reforzaba que era un animal con pocas posibilidades.
 
    La situación iba empeorando, se acerba la noche además de carecer de dispositivos e instalaciones para poder tratar a un delfín enfermo. Por ello,  la Coordinadora Varamientos de Bizkaia solicitó la ayuda de una embarcación que lo llevase a un par de millas ya que la mar había amainado y así estaría alejado de las multitudes que estresan y de la peligrosa
orilla. 
Gracias a la rápida coordinación de SOS Deiak y Cruz Roja, desde la Base de Arriluze se desplazó una zodiac para llevar al animal unas millas mar abierto. Mientras tanto, el delfín común seguía nervioso, nadaba en círculos a muy poca profundidad. Elaboramos un arnés provisional con un cabo y una toalla para que no le hiciera daño en su delicada piel. Preparados para que en cuanto llegase la zodiac, capturásemos al animal, colocásemos el arnés y abarloáramos a la embarcación ya que pesaba mucho para elevarlo. Para ello, sólo intervenimos tres personas equipadas con guantes y mascarilla, dos voluntarios de AMBAR formados y un bombero fuera de servicio, al cual le queremos agradecer su gran ayuda.  
Queremos aprovechar la ocasión para concienciar a la ciudadanía que es un privilegio tener como vecinos marinos a los defines, ballenas, focas, entre otros muchos, pero tenemos que tener presente que son animales salvajes, que cuando se encuentran en la costa, están en una situación crítica y como animales salvajes que son, tienen mucha fuerza, pueden dar un coletazo o con el golpe de una ola atrapar una pierna o morder. Además si están enfermos, algunas enfermedades pueden contagiarnos ya que son mamíferos como nosotros y la transmisión es directa.Sobre las 21:30 la zodiac de Cruz Roja – Salvamento Marítimo, tripulado por gente con gran destreza, salió de la playa rumbo a dos millas mar adentro pero todavía en la Bahía el animal dio sus últimos dos fuertes coletazos y se murió.Tras valorar varias posibilidades, el animal ya muerto se dejó en la accesible rampa puerto de Plentzia para que a la mañana siguiente se gestionase su retirada. Al tener un volumen considerable, soltarlo tan cerca de la costa, iba a representar un peligro para la navegación. Estos animales cuestan hundirlos por la cantidad de grasa y diseño, además después aparecería en cualquier otro lugar de la costa, que posiblemente sería en un lugar de peor acceso y el animal estaría en peores condiciones para manejarlo.En puerto, los voluntarios de AMBAR trataron que los vecinos no tocasen el animal hasta que la Ertzaina acordonó la zona. Hasta la 01:30 de la madrugada eran muchos los que se acercaban a ver el delfín que había revolucionado el pueblo durante toda una tarde. Aprovechamos a enseñar como se sabe el sexo de los delfines entre otras cosas.
Comprobamos que se trataba de un macho adulto de 2,20 metros, el máximo de longitud de su especie y que tenía un importante desgaste en sus dientes por lo que se trataba de un “abuelo”. 

Al día siguiente, a las 09:00 AMBAR informa al Técnico del Puerto de lo sucedido, solicitando poder hacer la necropsia en las cercanas instalaciones de la Estación Marina de Plentzia (PIE) gracias a la colaboración que estamos iniciando ambos organismos. Poder estudiar a los delfines o ballenas muertos aporta importantes datos para la realización de diversas líneas de investigación. Muestras de material genético pueden constituir una pieza clave en estudios de identificación de poblaciones y otros análisis claves en la conservación de especies amenazadas. Muestras de diversos tejidos pueden aportar importante información acerca de la acumulación de contaminantes, patologías, parasitología, estado nutricional, dieta, etc. 

Informamos de todo el proceso tanto a Puertos como al Ayuntamiento, pero por diferentes motivos no pudo realizarse la necropsia. Aun así cogimos muestras de piel, grasa y músculo para posteriores estudios. Y finalmente, Puertos gestionó su retirada a un vertedero.

Debido a la llegada de la época vacacional, también queremos recordar que los cetáceos son especies amenazadas y por lo tanto protegidas. Existe un Real Decreto por el cual está
prohibido el baño o la aproximación voluntaria a los mismos por lo que solicitamos que para evitar accidentes se mantengan una distancia de más de 50 metros del animal y que no se le acose.

Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina Bajo el nombre de AMBAR  se constituye una Asociación sin ánimo de lucro. AMBAR, tiene como objetivo fundamental la promoción del conocimiento e interés por la fauna marina, a través de la realización de estudios y del desarrollo de actividades de conservación de los mismos. Nuestra actividad principal se basa en el estudio y la conservación de las diferentes especies de mamíferos marinos (cetáceos y pinnípedos) y tortugas marinas del País Vasco.

Desde 1998, AMBAR viene desarrollando numerosos proyectos de investigación sobre la presencia de diferentes especies de cetáceos que habitan en aguas de la costa vasca y el Golfo de Vizcaya. A partir del 2004, se desarrolla la Red de Divulgación y Educación, con el objetivo de sensibilizar al gran público sobre la importancia del medioambiente a través del conocimiento de estos animales y de los ecosistemas en los que habitan, y así, promover la conservación de los cetáceos en su medio natural.

Para más información:
www.ambarcetaceos.com
Varamientos Gipuzkoa: 648 25 74 88

Varamientos Bizkaia: 648 24 71 13
General:
656 30 97 63