Cría de calderón en Zarautz

El miércoles día 5 por la tarde, se recibió un nuevo aviso, otro cetáceo nadaba dificultosamente en la orilla de la playa de Zarautz. Cuando miembros de AMBAR se presentaron en el lugar, varias personas intentaban ya devolver al animal al agua y se vio que era una cría de pocos días de calderón común (Globicephala melas).

20170405_GME (3) 20170405_GME (4)

 

El calderón presentaba un estado muy debilitado, sin masa muscular desarrollada y escuálido, no abría los ojos… Nunca sabremos porqué estaba allí, quizá se despistó y perdió a su madre, quizá ésta lo rechazó o muriera… A pesar de los esfuerzos para que saliera de la orilla de pozos y bancos de arena, el pequeño calderón no lo conseguía, así que se intentó como último recurso sacarlo mar adentro con la ayuda de las embarcaciones de la Cruz Roja… no se pudo conseguir a tiempo, la cría murió durante el proceso. El cuerpo quedó custodiado en las dependencias de Cruz Roja Getaria y el jueves 6 fue trasladado a la Estación Marítima de Plentzia PiE-UPV/EHU para realizar la necropsia.

Se trataba de una hembra de casi 170 cm, aún con restos de lo que fue su cordón umbilical y sin dientes aún, que permanecían dentro de las encías. Su aleta dorsal y caudal aún presentaba dobleces y las marcas de la curvatura por estar dentro del útero materno eran bien visibles. En el estómago sólo se encontró lo que podrían ser restos de leche y agua…

20170406_GME necropsia (15)
Miembros de AMBAR en la sala de disección del PiE comenzando la necropsia.

20170406_GME necropsia (5)

Por lo demás, todos sus órganos estaban perfectamente desarrollados y parecían funcionales al 100%. No se observaron anomalías físicas salvo un estado de notable desnutrición. Se tomaron muestras de órganos y tejidos para su almacenaje y posterior análisis.

20170406_GME necropsia (11)
La aleta caudal presentaba aún un aspecto arrugado.
20170406_GME necropsia (12)
El ombligo estaba completamente cerrado pero aún presentaba restos de piel de lo que fue su cordón umbilical.
20170406_GME necropsia (17)
Interesante observar las vibrisas, 4 pelos del hocico, reminiscencias de la presencia de pelo como mamíferos que son, que han perdido secundariamente durante la evolución y las adaptaciones al mar. Naces con ellos y se pierden en pocos días o semanas.
20170406_GME necropsia (18)
Las líneas del flanco, típicas de los individuos neonatos, muestran cómo permanecen doblados dentro del útero.

Desde aquí AMBAR quiere agradecer a todas las personas que se mojaron, literalmente, y pusieron todo su esfuerzo en intentar devolver a esta pequeña al mar, especialmente a Silvia, Pablo y Álex… Mila esker !! ¡¡ Muchas gracias !!! ¡¡ Moltes gràcies !!

Agradecer también a Cruz Roja de Getaria su inestimable ayuda y buen hacer (como tantas veces), imposible sin vosotros Tote y Asier. Mila, mila esker !!!