calderonhocicoboreal

CALDERÓN DE HOCICO BOREAL

Hyperoodon ampullatus (Forster 1770)

El calderón de hocico boreal recibe su nombre genérico Hyperoodon en 1770, pero de forma errónea ya que significa dientes en la mandíbula superior cuando esta especie, también llamada zifio del norte, no tiene dientes en el maxilar. Su carácter curioso y la costumbre de permanecer junto a individuos heridos y moribundos lo convirtieron en objeto de caza ballenera entre 1850 y 1975. Fue catalogada como especie protegida en 1977.

Se distribuye sólo en aguas del Atlántico Norte, y por lo general siempre en aquellas que superan los 1.000 m de profundidad conposeen cañones y fosas submarinas. Es relativamente común en Escocia y Canadá pero, actualmente, sigue siendo una especie muy desconocida a para la ciencia.

hampullatus-map
IUCN™

Puede alcanzar 9 m de longitud y más de 7.500 kg de peso en edad adulta. Se caracteriza por su gran frente bulbosa (llamada melón), más pronunciada en individuos viejos y sobre todo en los machos. Éstos presentan 2 únicos dientes en el ápice de las hemimandíbulas, que no aparecen en hembras (quedan bajo las encías) ni en machos jóvenes. A diferencia de otros zifios, y por supuesto de los calderones con los que no comparte parentesco evolutivo cercano, el calderón de hocico boreal sí presenta pico prominente. La aleta dorsal es pequeña y aparece muy retrasada en el lomo; aleta caudal por su parte carece de escotadura central, típica también de otros zifios. Se considera una especie de hábitos profundos; las apneas suelen variar de 14 a 70 minutos aunque si se ve amenazado o busca alimento en aguas profundas puede bucear hasta más de 2 horas.

Esta especie se alimenta básicamente de calamares, aunque de forma ocasional también puede cazar pequeños peces y equinodermos como erizos y estrellas de mar. Sus grupos  suelen ser pequeños (de 4 a 10 individuos) y, aún así, suele formar subgrupos de 3-5 ejemplares.

Las mayores amenazas descritas para esta especie son la degradación del hábitat, la contaminación acústica y el tráfico marítimo. Su único enemigo natural, principalmente cuando es un neonato, es la orca.

El calderón de hocico boreal está considerado de protección especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y es una especie considerada data deficient o de datos insuficientes en la Lista Roja de la IUCN. También aparece, como todas las especies de cetáceos, en el Anexo IV de la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la Conservación de los Hábitats naturales y de la Fauna y Flora silvestres (Directiva Hábitat)